Wolf Erlbruch es el ganador del Premio ALMA 2017 Se trata de uno de los ilustradores más conocidos internacionalmente con títulos ya clásicos como El pato y la muerte

Wolf Erlbruch ganó el pasado mes de abril, dentro del marco de la Feria de Bolonia, el Premio ALMA (Astrid Lindgren Memorial Award), un premio que se concede a toda la creación artística y no a una obra en concreto dentro del ámbito de la literatura infantil y juvenil. El Premio ALMA comenzó a otorgarse a la muerte de Astrid Lindgren en 2002, la conocida autora de Pippi Calzaslargas. Es un premio que debe darse a un autor en vida, y que también puede ser otorgado a más de una persona u organizaciones que fomenten la lectura entre niños y jóvenes. Entre los premiados en pasadas ediciones están Isol, Shaun Tan y Maurice Sendak.

El ganador de este año, Wolf Erlbruch, nació en 1949 en Wuppertal, en Alemania y no solo es ilustrador sino que también ha escrito su propios álbumes. Es un autor de álbumes ilustrados como lo son o fueron Carll Cneut, Asun Balzola, Jon Klassen, Jimmy Liao, Leo Lionni, Tomi Ungerer, Sáez Castán… En 1993 y 2003 ganó el premio Deutscher Jugendliteraturpreis y en 2006 el Hans Christian Andersen Award en la categoría de ilustraciones. Pero antes que esto estudió diseño gráfico en la Escuela Folkwang en Essen y trabajó como ilustrador para revistas como Stern y Esquire. La primera vez que trabajó para un libro infantil fue en 1985 cuando el editor Peter Hammer le pidió que ilustrara un libro. Este libro se llamó en español El águila que no quería volar escrito por James Aggrey y cinco años más tarde publicó El topo que quería saber quién se había hecho aquello en su cabeza (1994) escrito por Werner Holzwarth y hoy en día considerado un clásico de la literatura infantil y juvenil. Fue también profesor de ilustración en la Universidad de Wuppertal.

El pato y la muerte (2007) es quizás la obra de libro-álbum de Wolf Erlbruch  más conocida junto con la de El topo que quería saber quién se había hecho aquello en su cabeza. En este caso un pato y una muerte viven unas páginas juntos, lo pasan bien, hasta que al final al pato le llega el momento de morir. Otra obra suya es La señora Meier y el mirlo donde una mujer emprende un vuelo después de cuidar de un mirlo y ayudarlo a volar. Otras de sus obras conocidas son L’ogresse en pleurs (1996) que es una de las más controvertidas. En ella se habla de una mujer que quiere comerse a un niño. En este caso la técnica de collage es muy evidente. Y La gran pregunta.

Según el jurado:

Wolf Erlbruch hace de las cuestiones vitales algo accesible y manejable para lectores de todas las edades. Su obra muestra lo pequeño dentro de lo grande con humor y una calidez profundamente arraigada dentro de una perspectiva humanística. Domina con maestría el arte del dibujo sobre la base de una larga tradición al tiempo que abre nuevas ventanas de creatividad. Wolf Erlbruch es un minucioso visionario.