Etiqueta: Edelvives

Una vajilla impar es el álbum ilustrado ganador del V Premio Internacional de Álbum Ilustrado Edelvives, hablamos con su coautora Catalina González Vilar es la escritora de esta obra e Isabel Hojas la ilustradora

El Premio Internacional de Álbum Ilustrado de Edelvives llega a su quinta edición trazando un camino, todavía no muy largo, de cuatro obras premiadas y otros tantos autores (escritores e ilustradores) que se han presentado y que cuanto menos, también han activado la LIJ y tienen en común el amor por esta literatura. El hombre que quiso conocer a la luna, El barco volante y los personajes estrafalarios, Ahab y la ballena blanca y Dip han sido las cuatro historias ganadoras a las que ahora se une Una vajilla impar escrita por Catalina González Vilar e ilustrada por Isabel Hojas.

El jurado ha estado compuesto por profesionales del sector como Violante Krahe, Jefa de ediciones de literatura de Edelvives o la ilustradora Ana Juan.

De la mano de Catalina, a la que hemos podido hacer unas preguntas vamos a conocer un poco más acerca de esta historia que ha enriquecido a sus dos autoras a lo largo del proceso de creación, donde han puesto parte de su infancia y de sus vivencias también, que se ha gestado a ambos lados del oceáno entre Chile y España, y donde la sencillez y la honestidad con la vida han hecho que Una vajilla impar llegue ahora a muchas personas que ya desean tenerla entre manos.

P. Lo primero, ¿cómo te sientes al recibir esta recompensa a un trabajo bien hecho?

R. Ganar un premio como el de Edelvives es, ante todo, una gran inyección de ánimo. Generalmente este trabajo, tanto el mío como el de Isabel, la ilustradora de este álbum, es bastante solitario y de pronto algo así provoca una pequeña explosión que te pone en contacto con el resto del mundo. Por otra parte, y espero no sonar como un manual de autoayuda, lo que está claro es que hay que conseguir disfrutar de las recompensas mucho más silenciosas y discretas del trabajo diario. Eso es lo que te hace feliz a medio y largo plazo y lo que te permite seguir buscando, trabajando, escribiendo.Catalina-Gonzalez-foto-800px (1)

P. Hemos leído en tu web la bonita relación, si nos permites la palabra, gestada entre tú y la ilustradora de este libro, Isabel Hojas. ¿Cómo de importante es para ti que entre ambos creadores en este caso, haya esa “chispa”? ¿Cómo ha funcionado en Una vajilla impar?

R. La “chispa” personal entre el ilustrador y el escritor no es imprescindible para que un proyecto vea la luz, ni para que sea excelente. El editor puede hacer perfectamente de bisagra entre ambos, de tal modo que ni siquiera nos lleguemos a conocer personalmente. De hecho, probablemente este sea el camino más habitual, y yo estoy feliz con algunos libros que se han resuelto de ese modo. Sin embargo, para mí es un gran placer trabajar con ilustradores cuyo trabajo me interesa y con los que me siento cómoda, a gusto. Formar equipo con ellos, sorprenderme con los resultados que van obteniendo, encontrar el equilibrio en la forma de trabajar, distinta para cada persona, aprender a mirar a través de sus ojos. Todo eso me enriquece mucho, y me siento muy afortunada de poder disfrutarlo.

Eso incluye la relación personal que se establece con el ilustrador con el que estás armando el proyecto. Generalmente los contactos son a distancia, a través de mails y llamadas, y para alguien que trabaja muchas horas a solas, como decía antes, incluir este tipo de dinámicas dentro de la rutina cotidiana es muy refrescante.

Con Isabel Hojas la “chispa” ha estado ahí desde el primer momento. Nos conocimos, nos hicimos amigas y pensamos en hacer algo juntas. Por eso digo que para mí este álbum está unido indisolublemente a ese proceso en el que hemos ido cultivando y afianzando nuestra amistad. Y eso forma parte de las recompensas cotidianas de las que hablaba antes. Un nuevo boceto que llega a tu correo, un intercambio de opiniones sobre esta o aquella ilustración, contarnos cómo nos va la vida… todo eso hace que el trabajo esté entrelazado con lo que le da sentido.

Once tenedores de largas púas,

nueve tacitas de té,

y ejem…, solo una de café.

 

 Fragmento del libro La vajilla impar

P. Nosotros no hemos podido leer la historia de Una vajilla impar, no se ha publicado todavía claro. ¿Nos cuentas quién o quiénes o qué está en la historia?

R. La historia del álbum es muy sencilla. Utilizando como excusa el recuento de una vajilla cuyas piezas se pierden, se rompen o se destinan a otros usos, nos muestra distintas escenas en la vida de una familia, desde que los niños son pequeños hasta que crecen y el padre envejece. No grandes acontecimientos, sino sus momentos cotidianos, unos felices y otros no tan felices. De este modo el álbum trata, de una manera muy sutil y a distintos niveles, sobre las pérdidas, las cosas que se extravían o cambian, y también sobre los lazos que nos unen.

Mientras Isabel hacía pruebas y trataba de encontrar el estilo y la técnica que irían mejor, ambas hablábamos de nuestras familias. Las dos tuvimos una infancia muy feliz, con muchos hermanos y padres cariñosos, lo que no quitaba que tuviésemos tremendas peleas y provocásemos catástrofes domésticas. Pienso que ese es el espíritu del libro, lo que le da gran parte de su ternura. Una mirada afectuosa sobre la vida familiar, pero no exenta de detalles sacados de nuestras vivencias. El desconsuelo de una niña al romper una taza en la que ha plantado semillas, la pérdida de la abuela, los niños enzarzados en una pelea…

P. Por lo que hemos leído, Una vajilla impar es un libro para niñas y niños que, sin embargo, afronta los problemas de la vida. ¿La LIJ debería censurar temas o precisamente adaptarlos y evitar el escapismo, la superficialidad?

R. Este es un tema de reflexión recurrente en la literatura infantil, ¿verdad? ¿Hasta qué punto podemos contar? ¿Debemos mostrar o debemos proteger? Creo que lo que tenemos que hacer, en definitiva, es contar historias. Unas serán más superficiales, otras más profundas, algunas divertidas, otras más tristes. Lo fundamental, creo, es que de algún modo sean honestas. Puedes no contarlo todo, pero no puedes, no debes, escamotear la verdad, hacer pasar gato por liebre, simular. Los jóvenes lectores están dispuestos a jugar con la historia, a creer, a seguirte en tus invenciones, pero niños y mayores detectamos cuándo hay algo falso en la historia, cuándo nos están mintiendo sobre cosas esenciales. En cambio, ¡es tan revelador cuando hay verdad en una historia! Emily Dickinson tiene una frase preciosa sobre esto. Ella escribió: “La verdad es algo tan raro que es una delicia decirla.”

Pienso que se puede hablar de todo, pero que hay que saber hacerlo. Y a veces es muy difícil. Hay personas que tienen más talento que otras para abordar con naturalidad y sencillez temas como la muerte, la violencia, el dolor, la inseguridad. En sus historias ese no es el único tema, sino que hay un personaje sólido, y una historia que contar, y unas vivencias que incluyen, quizá de manera decisiva, alguno de estos aspectos más difíciles de la vida. Me parece que estos escritores saben dotar a sus historias no solo de profundidad y coherencia, sino que de ellas, del periplo vital de sus protagonistas, el lector extrae una vivencia que le permite afrontar eso mismo que puede estar descubriendo.

P. ¿Este premio te llega en qué etapa como escritora?

R. Pues me parece que no tengo perspectiva para decirlo. Sigo a la búsqueda, como siempre, tratando de aprender, de escribir mejor, de no conformarme, de no olvidarme tampoco de disfrutar. Cuanto más escribes más consciente eres de cuánto te queda por dominar, más ambición tienes. Esto es un estímulo y también un peligro, porque puede acabar frustrándote. Pero volvemos a las recompensas diarias, al placer de escribir, que sigue ahí, al amor por los libros y a esa conversación en la que participas como lectora y escritora.

Libros por leer: siete libros de literatura infantil

Estos son algunos de los libros por leer de literatura infantil que tengo. No son todos, aún hay más. Y creedme que me siento mal por tanto libro acumulado. Es como si no estuviera cumpliendo con lo que debo hacer. Por ahora os voy a hablar de algunos de ellos, de estos siete. No los he leído así que verdaderamente no puedo hablar de lo bien o mal que están. Pero juntos podemos verlos y hacernos a la idea de muchos aspectos de estos libros.


Siete libros por leer: tres novelas

Este es uno de los tres libros por leer que tengo que no es un álbum. Por lo menos de los aquí mencionados. Su título me parece muy sugerente. Tiene unas ilustraciones muy evocadoras de Teresa Novoa. Está escrito por Pablo Zapata Lerga y editado por Edelvives en 2012. Se trata de una historia que ocurre lejos de nuestras fronteras. Según se nos cuenta en la sinopsis “un joven Dalai Lama está amenazado de muerte”. Será un “inseparable amigo” suyo el que se jugará la vida para evitar su muerte. Parece que la aventura está asegurada. Este escritor navarro gusta de “viajar a países poco visitados y hablar con los ancianos”.

He aquí el segundo libro por leer que tengo que es una novela también. Debo reconocer que me gustan más las novelas infantiles y juveniles que los álbumes. Quizás es un gusto diferente, ni me gusta más ni menos. Lo que ocurre con estas novelas es que puedo estar muchos días con ellas siguiendo la historia. Esto me provoca mayor motivación porque durante esos días conozco a determinados personajes, me siento amiga de ellos. Con el álbum la relación no me resulta tan duradera. Esta novela está escrita por Sara Pennypacker e ilustrada por Jon Klassen. El libro está editado por Nube de tinta. Según se nos dice en la contraportada: “Un éxito internacional llamado a convertirse en un clásico”.

Nos vamos a Suecia

Libros por leer

Este librito parece muy próximo al campo y amante del mismo. Está escrito por Edith Unnerstad. La historia se desarrolla en una granja al sur de Suecia. Parece todo un clásico, y así lo pone en la contraportada. “El clásico infantil para vivir un verano increíble”. De los libros por leer que tengo este está entre los tres primeros. En cualquier caso quizás me apetezca más leerlo en verano. Está editado por Maeva Young.

Cuatro álbumes

Se trata de un álbum ilustrado que tengo por leer desde hace unos meses. La primera edición en castellano es de febrero de 2016. Obtuvo el premio Cuentos de emociones; si me conoces me entiendes. Editado por Tramuntana. Así dice su sinopsis: “Algunos martes, mi tío y yo salimos al parque y nos los pasamos muy bien jugando a las bromas divertidas. Otros martes mi tío está muy triste y se queda encerrado en su habitación”. Se trata de un libro para conocer las emociones y en concreto el trastorno bipolar.

Este álbum que tengo por leer también está editado por Tramuntana. “Olivia fue a dar un paseo y encontró algunas de las cosas perdidas más preciosas de toda la ciudad”. Y se plantea el álbum: “¿Qué hará Olivia con todas esas cosas”. Es un álbum de Kelly Canby.

Este es un álbum que cogimos con mucha ilusión porque es un Libro Amigo de los Bosques, de Greenpeace. Es verdad que estos álbumes llevan los valores muy explícitos pero nosotros debemos reconocer que el respeto a la naturaleza es un valor que no nos incomoda que sea el objetivo del álbum, que sea muy explícito su objetivo didáctico. Está editado por Kalandraka. La autora es Rocío Martínez.

Voy a reconLibros por leerocer que me encanta Beatrice Alemagna y este álbum es de ella. Está editado por Combel. Esta ilustradora crea un mundo cálido y viejuno que me encanta. Todo parece tener valor en sus planos: los muebles, las ropas… Todo cobra cierto aprecio a través de sus ojos. Es como si todo tuviera su propia historia y ningún objeto fuera estúpido simplemente fabricado en una fábrica. Ella dibuja con tremenda espontaneidad y mezcla de técnicas. Me parece muy auténtica. Este álbum es de esos que me gustan con las hojas sin brillo aunque esta vez con un toque de modernidad en su tipografía.

 

[Arriba]

Alicia en el país de la maravillas

Alicia en el país de las maravillas es un libro para todas las edades. Las numerosas ediciones que se han hecho sobre él, desde que en 1865 saliera a la luz este cuento intergeneracional y universal, demuestran lo necesaria que sigue siendo una historia como la de Alicia. Un salto de la niñez a la vida adulta y un deseo de seguir soñando aunque quizás dejando de lado aquello que hacía a Alicia más puramente niña. Ese inicio de la adolescencia que para casi todos es crecer, hacerse pequeño, caerse, no saber cómo verse…


aliciaenelpais0

Ha habido ediciones de todo tipo y a mis manos ha venido a caer una que me ha vuelto a parecer especial: Alicia en el país de las maravillas, ilustrado por Rébecca Dautremer y escrito, como todos ya sabemos, pero no por ello quiero dejar de mencionarle, Lewis Carroll. Editado por Edelvives. ¿Cuántas Alicias hemos imaginado en nuestra cabeza? Demasiadas, muchas, quizás pocas, quizás solamente la niña rubia con el vestido azul. Este personaje rubio realmente ha calado en nuestro imaginario colectivo porque casi todos hemos visto la versión cinematográfica de la Alicia que todos o casi todos conocemos… Probablemente porque esa niña que el escritor conoció y en la que se inspiró para la historia fuera una inglesa de pelo rubio. Probablemente porque quizás imaginar una niña así siempre es bonito. O quizás nada de esto, porque al final de este libro sala una foto de la niña que Carroll tuvo como inspiración, y la verdad es que se parece más a la de Rébecca.

Alicia es reinterpretada, desmitificada, conducida por nuevos senderos, adaptada a nuevos valores, intentando hacer algo diferente, siempre respetando al creador y a sus personajes. Aquí, en este libro vemos a una Alicia morena, con el pelo muy corto. Aquí, las ilustraciones matizan otra historia, lejos del colorido brillante e ilustraciones inocentes y clásicas, acercándose a una estética más insinuante y misteriosa. Una propuesta atrevida que viniendo de esta ilustradora mundialmente conocida es recibida amablemente, porque su estilo entre inteligente y viejo, está ahí, y la historia de Alicia de Lewis Carroll, también; con lo que la mezcla, no puede ser, de ninguna manera, mediocre.


IMG_9064

Un libro delicado, pequeño, como esperamos que pueda ser esta historia, pequeña por fuera y muy grande en su interior. Me gusta porque el texto sigue siendo importante, aunque es verdad que esta ilustradora acapara la atención del lector, pero el texto, a mi parecer no pierde el eje conductor. Y me gusta porque de esta manera se sitúa a Alicia en frente de un lector adulto, porque esta edición es madura. Un libro que nunca fue solo para niños.

Un día aburrido como tantos otros, Alicia se duerme y de este modo entra en el País de las Maravillas de la mano del Conejo Blanco. Allí conocerá a la Falsa Tortuga, la Reina de Corazones, el Gato de Chester, la Duquesa, el Sombrerero Loco o la Liebre de Marzo, entre muchos otros personajes fantásticos con los que vivirá aventuras de lo más variopintas. 

Si con algo jugaba el señor Carroll era con esa fusión entre las matemáticas y las palabras, juegos de palabras, acertijos, y este es un universo que encaja con el mundo que cuentan las ilustraciones, llenas de expresión, de caminos, de formas, de encuadres, de perspectivas y lecturas.


IMG_9063

Nada es lo que parece en Lewis Carroll, pero tampoco lo es en Rébecca Dautremer.

[Arriba]

Conociendo ilustradores: Aurelia Fronty

 

Nuestra ilustradora, la que hoy nos ocupa es también pintora y artista textil, es francesa y se llama Aurelia Fronty.

Aurelia Fronty

Nacida en París en 1976 trabajó para algunas marcas importantes de ropa como diseñadora textil, habiendo estudiado en la Escuela de Artes Aplicadas Duperré especializada en diseño y diseño textil. Hoy se dedica a ilustrar libros infantiles, y podemos asegurar que lo hace de maravilla, así que estamos muy contentos de que se haya saltado a esta rama tan bonita para mostrar su arte junto a las palabras.

Su ilustración se empapa de los patrones y colores de muchas partes del mundo, una mezcla colorida con detalles pequeños que hacen a sus formas muy delicadas. Nos recuerda en mucho: al arte de la India en muchas cosas pero especialmente por los colores vivos; al árabe por sus figuras; también tiene algo de africano por las formas y los contornos que utiliza parecen pura costura, detalles textiles sacados casi del ganchillo de la abuela. En definitiva son ilustraciones muy alegres, vivas, con un toque de suavidad y tradición, rural, de viaje y especias, algo exótico y personal.

Aurelia Fronty   lamaison_04   peauhomme

Rajá, el mago más poderoso del mundo fue uno de los primeros libros de Aurelia Fronty a los que tuvimos oportunidad de echar el guante. El texto es de Carl Norac y la editorial que lo publicó fue Didier Jeumese en 2009, aunque nosotros nos hicimos con la de Edelvives que se publicó en 2011. Nos maravilló el arte de sus ilustraciones, grandes pinturas sumamente inspiradoras que nos trasladan a la India, a esa historia de un joven, Rajá, proveniente de una familia de grandes magos enamorado de Devika, la hija del marajá. Rajá tiene un problema, y es que nadie cree en su magia, así que se embarca en la aventura de dar la vuelta al mundo a lomos de una tortuga. Aquí Aurelia consigue sacar imágenes del viaje del mago, donde transmite como si fueran grandes telares o murales de modo simple pero muy ilustrativo la historia. La tortuga sobre los paisajes planos y coloridos, Rajá sobre ella y sobre él una mangosta muy espabilada.

Raja Aurelia Froty     Rajá el mago mas poderoso de mundo

La Traviata editado inicialmente por la editorial coreana Yeowon media y a posteriori por Edicions Hipòtesi en castellano y catalán en la colección Ópera prima, se trata de una adaptación de la ópera que compuso Giuseppe Verdi basádose en La dama de las camelias de Alejandro Dumas. Las ilustraciones que vemos aquí son de colores fríos con rostros pálidos donde son los corazones, ojos y las sonrisas las únicas que presentan alegría, con una estética gótica donde el negro, blanco y azul abundan, destaca la falda y el pelo de Violeta, la protagonista. El amor y la muerte son el punto de atención en esta ópera y Aurelia consigue dar este aspecto tétrico sin salirse de sus detalles alegres aunque vemos diferencias respecto al resto de libros de la ilustradora.

La Traviata   La Traviata

Tristán e Iseo, ¡otra de amores difíciles!. Este libro cuenta a través de un juglar que inicia y cierra la obra, la leyenda celta entre estos dos personajes: la dulce Iseo y el valiente Tristán, y en esta ocasión la autora de esta adaptación infantil en modo de álbum ilustrado es Béatrice Fontanel. Este es un libro fabuloso que transmite un estilo antiguo parecido a lo medieval en las ilustraciones, colores verdes, muy comunes en los trabajos de Aurelia que resultan imaginar un bosque donde apenas hay un manto de color. Personajes largos, largas piernas, largos brazos, largo abrazo entre los dos enamorados. Abrir este libro y fijarse en las vestimentas de los personajes sobre las escenas transporta a esa leyenda.

La editorial que publicó en 2009 este libro es Gautier-Languereau y en castellano fue Edelvives un año después.

Tristán e Iseo     191

Este es un libro especial, un libro-CD de la colección Libros con música de la editorial Kókinos, es el Cancionero infantil del papagayoUn libro para cantar y conocer la tradición musical de Portugal y Brasil que Magdeleine Lerasle se ha encargado de recopilar. A modo de cancionero, junto a su traducción y las ilustraciones de Aurelia Fronty le dan un aspecto muy agradable para cantarlo o recitarlo desde el hogar y conseguir mantener esto que es tan bonito en toda cultura, las canciones populares. ¡Que se mantengan en el tiempo!

cancionero-infantil-del-papagayo_l   Cancionero del papagayo

Para no perder el hilo de los sueños y la mirada de niño es Hilo de hada, libro en el que la ilustradora pone imagen a los ingeniosos y simpáticos textos de Philippe Lechermeier. Tenemos que saber cómo llegar al mundo de la magia, es un lugar que está más cerca de lo que creemos, sólo hay que fijarse bien para encontrar la conexión con ese lugar, encontrar los hilos de hada e ir tirando de ellos, buscar las gotas de rocío con las que estas se fabrican los collares y veremos que hay muchas de ellas, muchas hadas. Todas ellas dibujadas o más bien pintadas por Aurelia entre colores de estos mundos de magia, representadas con delicadas alas de trazos finos y faldas de hojas, cuerpos volátiles, bellas y misteriosas y muy agradables de conocer. Es un libro para “no perder los ojos de la infancia” a través de la poesía donde van apareciendo las protagonistas, junto con secretos o recetas a cada cual más curiosa.

Este libro fue publicado por la editorial francesa Hachette Livre en 2008 fue editado posteriormente en 2009 en España por Edelvives.

Hilo de hada   Hilo de hada

“Soy un niño con dos ojos, dos manos, una voz, un corazón y unos derechos…”. Este libro se publico en el 20 aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño, Tengo derecho a ser niño recuerda los derechos de la infancia, de cada niño para que el niño al leerlo sea consciente y a través de las pinturas de Aurelia Fronty se identifique y lo comprenda. Junto a cada uno de lo derechos encontramos un pequeño y bonito texto de Alain Serres  rodeado del color fuerte con que le encanta a la ilustradora pintar.

Tengo derecho a ser niño   Tengo derecho a ser niño

Y ¿por qué no hablar de los libros publicados en francés que aún no lo han sido en castellano?, hay un porrón de ellos y fantásticos, no iba a ser menos, ella es francesa, ya veréis…

Le Roi de la montagne en hiver que viene a ser El Rey de la montaña en invierno, escrito por Sylvie Delom que recopiló dos cuentos tradicionales, uno ruso y otro checo para poner texto a esta maravilla. El cuento trata de la familia de una madre viuda y sus dos hijas, una, la mayor, horriblemente fea como su madre y la pequeña dulce, bella y simpática como lo era su padre. La madre (que en mucho recuerda a la de la Cenicienta) obliga a la pequeña a salir al frío en busca de violetas diciéndole que no volvería hasta que las consiguiera. A la pobre le resulta cmplicado pero por suerte encontrará a unos seres encapuchados junto a un fuego, tres de capucha blanca como la nieve, tres verdes como la hierba fresca, tres amarillos cálidos y tres morados como tres uvas maduras, en total doce, como los doce meses del año. Estos seres la ayudarán pero la hermana tiene más caprichos que la madre obligará a ella a cumplir, quizá al final le resulte beneficioso haber salido de u casa, quizá se olvide de aquellos que no la quieren. Libro gélido pero agradable a su vez, los trapos y capas de la protagonista, la nueve y los abetos todo delicado y precioso, las ilustraciones de este libro son una maravilla invernal para leer junto al fuego y aprender que si se respeta a la naturaleza ella te dará bonitos regalos.

Le Roi de la montagne en hiver   Le Roi de la montagne en hiver

Este libro no es francés, se publicó en Inglés, ya que lo editó Barefoot books, nos referimos a Up and down the Andes. A peruvian festival Tale (Arriba y abajo por lo Andes. Cuento de una fiesta peruana), con este libro Aurelia nos traslada a Sudamérica, un lugar, unos paisajes, gentes y colores que aún no hemos conocido. Un viaje de muchas personas desde diferentes lugares de Perú, vienen andando desde Machu Picchu, en tren desde Arequippa o en barco desde el Lago Titicaca. A modo de poema se nos va contando la historia, los textos los escribe Laurie Krebs.Como iba diciendo es un trajín de gente que se dirige a un lugar, ese lugar es el Inti Raymi o la Fiesta del Sol que se producirá en la plaza mayor de Cuzco, se dirigen a la fiesta todos portando su tradición y su cultura, sus colores y sus ropas. De modo muy original se nos cuentan ciertas tradiciones peruanas, algo de historia y de geografía y todo en un ambiente festivo y alegre. Estupendas representaciones por parte de Aurelia de la gente y su ganas de festejar, muy bonito libro.

5269888   UDAChildren-celebratetb

Descubrimos la noche y una fuerte amistad que a todo lo puede en Princesse Yong Hee et la perle de la nuit (La princesa Yong Hee y la perla de la noche). Las ilustraciones de este libro vuelven a conseguir transportarnos al mundo en el que se centra el cuento, en este caso la noche, el silencio y la calma, con el corazón fuerte de una princesa. Yong Hee, la princesa, en la noche en que se celebra la fiesta de la Luna, ve cómo un dragón de mar emerge del agua y se traga a la Luna haciéndola desaparecer entre sus fauces. Yong Hee no lo duda y se dispone a buscar a su amiga empezando por atravesar el puente de madera que nunca cruza, en su camino encontrará a los amigos de la Luna, la Tierra, la noche o el viento. Atravesará el bosque del Tigre Blanco, se encontrará con un precioso árbol, el Ginko, y más cosas increíbles en su viaje a recuperar la perla de la noche. El texto de este libro sale de la mano de Agnès Martin y fue publicado en 2014 por Père Castor Flammarion.

Princesse Yong-Hee et la perle de la nuit   Princesse Yong-Hee et la perle de la nuit

Même les mangues ont des papiers (Hasta los mangos tienen papeles), trata una temática que no abunda precisamente entre la literatura infantil, la inmigración y más aún la inmigración ilegal o mejor dicho la inmigración selectiva, ya que este libro plantea de un modo simpático a la par que trágico como un mango si puede viajar miles de kilómetros cuidado, numerado y cómodo y en cambio Momo y Khady, los protagonistas, no pueden llegar al otro lado del mundo. Momo y Khady se imaginan desde su aldea en África la vida en el otro lado, ¿cómo será aquello?…Tienen verdaderas ganas de ver ese lugar, llegar a Occidente y para ello esperarán a estar maduros como un mango para viajar ocultos en un camión y en barco en busca de ese sueño, no lo encontrarán, pero al menos saldrán vivos para darse cuenta de que Momo es una parte de todo el planeta que ocupa sus vidas y Khady la otra mitad, y con ello les es suficiente, su amistad es el mundo entero. La historia es preciosa, dura y real, creemos que se deberían de hacer más cuentos como este, ciertamente. Las ilustraciones aquí toman colores de la tierra, de arena de pies descalzos y esperanza. Nos encantó la portada con los dos protagonistas, esa ilustración lo dice casi todo, muy evocadora.

El texto es de Yves Pinguilly y la editorial que publica este libro es Rue du Monde.

img1c1000-9782915569711  mangue3

Podríamos seguir viendo más libros tan bonitos como estos, pero esperamos poder enganchar alguno de los que no hemos podido ojear para hablar más detenidamente de ellos. Nos ha encantado esta ilustradora por varias razones, primero nos enamoró por su color, su personalidad tan distante, tan viajera, de raíz, de aldea y de pinturas naturales, una esencia que consigue en todas sus obras. Aurelia Fronty además de envolvernos en cada mundo, ya sea en un palacio de la India con tortugas y mangostas mágicas, marajás y príncipes, seres del hielo y niños viajeros, África y su gente, sus colores, la tranquilidad, la noche y la perla de la noche, la luna, la curiosidad de los niños y una abuela que no aparece, leyendas celtas o medievales, amores difíciles o hadas escondidas en la oreja.

Aquí os dejamos una lista con éstos y algunas otras obras de Aurelia Fronty:

– “Contes en partage“, con texto de Jean-Jacques Fdida. Didier Jeunesse. Francia, 2004.

– “Mamie Marie“, con texto de Laura Jaffé. Éditions du Rouergue. Francia, 2004.

– “Le voleur et le magicien“, con texto de Taï-Marc le Thanh. Gautier-Languereau. Francia, 2005.

– “Cancionero infantil del papagayo“, recopilación por Magdeleine Lerasle. Kókinos. España, 2005.

– “Les mots à la bouche“, textos de varios poetas. Gautier-Languerau. Francia, 2006.

– “Même les mangues ont des papiers“, con texto de Yves Pinguilly. Rue du Monde. Francia, 2007.

– “Dédale et Icare“, con texto de Christine Palluy. Milan Jeunesse. Italia, 2007.

– “Le roi Arthur“,con texto de Nicolas Cauchy. Gautier-Languereau. Francia, 2007.

– “Sous la peau d’un homme“, con texto de Praline Gay-Para. Didier Jeunesse. Francia, 2007.

– “Lancelot du Lac“, con texto de Nicolas Cauchy. Gautier-Languerau. Francia, 2008.

– “La maison“, con texto de Vinicius de Moraes. Rue du Monde. Francia, 2008.

– “Hilo de hada“, con texto de Philippe Lechermeier. Hachette Livre (A posteriori en Edelvives). Francia, 2008.

– “Persée et Méduse“, con texto de Christine Palluy. Milan Jeunesse, Italia, 2008.

– “Up and down the Andes. A peruvian festival Tale“, con texto de Laurie Krebs. Barefoot books. Reino Unido, 2008.

– “Perceval le Gallois“, con texto de Nicolas Cauchy. Gautier-Languerau. Francia, 2008.

– “Rajá, el mago más poderoso del mundo“, con texto de Carl Norac. Didier Jeumesse. Francia, 2009.

– “Tengo derecho a ser niño“, con texto de Alain Serres. Yeowon media (A posteriori Art Blume). Francia, 2009.

– “Tristán e Iseo“, con texto de Béatrice Fontanel. Gautier-Languereau (A posteriori en Edelvives). Francia, 2009.

– “La Traviata“, con texto de Francesco Maria Piave (y adaptación de Lola Barceló Morte). Yeowon media. Corea del Sur, 2009.

– “Cancioncitas de rosas y azafrán“, recopilación por Chantal Grosléziat. Kókinos. España, 2012.

– “Una cocina con el aroma de las sopas del mundo entero“, con texto de Alain Serres. Rue du Monde (A posteriori) Kókinos). Francia, 2009.

– “Le Roi de la montagne en hiver” con texto de Sylvie Delom. Didier Jeumesse. Francia, 2013.

– “Princesse Yong Hee et la perle de la nuit, con texto de Agnès Bertron-Martin. Père Castor Flammarion. Francia, 2014.

Algo de información para el cotilleo personal y profesional:

Su web: http://www.aureliafronty.com/

Su facebook: https://www.facebook.com/aurelia.fronty

Booktrailer de Cancioncitas de rosas y azafrán: https://www.youtube.com/watch?v=Xb-pHKRAjn4

Preview de Tengo derecho a ser niño: http://issuu.com/editorialblume/docs/name5f92c4

[Arriba]

Los despistes de Matías

Los despites de Matías es un libro escrito por Marjaleena Lembcke. Es este un libro ilustrado por Elena odriozola y de formato de pequeña lectura  para jóvenes lectores, por lo que Odriozola acompaña con las ilustraciones que me parecen de lo más bonitas, y me parecen muy acertadas, ya que cuando el dibujo no es realista, que suele pasar en la mayoría de los ilustradores para niños, uno puede seguir imaginando a su propio personaje, quizás un niño como él, y al mismo tiempo observar con mucha atención estas ilustraciones para poder ver el libro en imágenes y reforzar los valores que el libro pretende mostrar con las palabras.

IMG_20150129_111332

Desde luego es un libro que yo daría a un niño o una niña por la tarde durante la hora de la merienda, para poder tirarse buen tiempo leyendo bajo el flexo. Me parece un libro que puede agradar a los adolescentes, a los niños de 10 años, mucho. Porque es un libro muy ágil que al mismo tiempo te está hablando de un personaje imperfecto, que no da una, y ello te transmite relajación al mismo tiempo, porque todos somos imperfectos -al menos yo me he sentido muy identificada con Matías- y leer a personajes humanos es lo mejor que podemos hacer.

IMG_20150129_111438

Matías, que es el protagonista, es un niño que no hace más que olvidarlo todo -aquello que para sus padres es importante-, él al mismo tiempo está pensando en otras muchas cosas, y todo no le cabe en la cabeza. Siente que no se puede acordar de coger las llaves, de echar de comer a su gato, darle los papeles a sus padres que le entregan los profesores… Y todo empeora cuando no encuentra el libro que le ha dejado un amigo: un libro de buceadores, asunto que a Matías le gusta mucho, pensar en lo que hay en el mar. Es un libro donde los padres también son comprensivos y que si lo lees con algo más de edad, como me ha pasado a mí, los comprendes mucho mejor, empatizas también con ellos; pero sobre todo, uno comprende a Matías. Y yo premio los libros que hablan de nosotros como seres de una gran imaginación por lo que no nos podemos acordar de las cosas del día a día; creo que ese es el buen ser humano, el más natural. Ahora, bien, ¡también hay que acordarse de las cosas importantes del día a día o estamos en un buen lío! Esto también lo recuerda el libro.

IMG_20150129_111417

Es un libro que en su contraportada pone lo siguiente: Matías es un niño despistado, igual que su abuela. Por eso ha perdido el libro sobre buceo que le ha prestado su amigo Enrique. Pero también ha olvidado las llaves de casa, su bolsa de deportes… Su padre dice que hay que dejar espacio libre en la cabeza para las cosas importantes. Sin embargo, Matías un día cae enfermo porque cree que ya no le cabe nada más.

Algo bello de esta pequeña novela es que las ilustraciones están presentadas en blanco y negro todas -excepto la de la portada-, algo que transmite cierta calidez del pasado, hogar, infancia, sencillez, una historia como las que yo leía de pequeña, hace pocos años, quizás porque es justamente de la época en la que yo hubiera leído este libro -más o menos-… Y esto me gustaría defender, que muchas veces no es necesario modernizar estas lecturas porque son preciosas con esa esencia de los libros antes de las tecnologías, de los personajes que poseen una gran imaginación, los niños que se entretienen con libros que guardan debajo de la cama.

IMG_20150129_111356

Estas historias no se pueden perder. En este caso, las ilustraciones cobijan a la historia y cierran su sentido con ese blanco y negro, esa textura de lápiz. La portada, en colores azules, con esos pájaros en la cabeza que forman su pelo, las expresiones afables de los personajes, de los padres, y de todos los personajes -entre afables y de sorpresa-. Me gustan los personajes cuya expresión encierra bondad en pocos trazos.

La verdad es que es interesante lo que transmite su lectura, es una forma dulce también de contarte cómo funcionan muchas familias, de poder entender a los distintos puntos de vista, también el de la abuela, no solo el del niño. Es por ello que pienso que podría leerlo cualquier persona que se sienta parte de una familia. Es una manera de hacernos entender cómo se puede funcionar en casa, donde hay unas normas, y el niño no deja de ser niño, pero necesita que le cuiden, aunque su imaginación nos encante, y la abuela, y los padres.

La autora, sin duda, ha sabido plasmar la calidez de las personas, la tranquilidad de los padres… Un universo afable donde todo funciona, cuando todo parte del cariño. Y cómo los niños tienen su universo personal donde se resguardan en su imaginación para ahuyentar las pesadillas.

 Desde luego, es una novela para niños y niñas que recomendaría su lectura.

[Arriba]

Libros a los que echamos un ojo: Tierra mojada

Pues aquí traemos de nuevo una pequeña lista de libros que nos han gustado cotilleando por librerías y ferias de Madrid.

El primero de ellos es Cuando Ana tiene miedo del escritor austriaco Heinz Janisch y de la ilustradora Helga Bansch, una ilustradora delicada que en gran parte de las ocasiones dibuja animales. Libro publicado por la editorial Edelvives. Ana tiene miedo y no puede dormir, así que va a intentar que la ayuden unos amigos hasta darse cuenta de que ella misma es capaz de afrontar su miedo.


Cuando Ana tiene miedo


El siguiente libro que traemos es la conocidísima obra de Herman Melville, Moby Dick, en este caso ilustrada por el mexicano Gabriel Pacheco con traducción de Andrés Barba que nos ofrece la Editorial Sexto Piso. Nos ha gustado mucho ya que tanto la portada como por las ilustraciones de su interior invitan a redescubrir esta magnifica obra tan bien cuidada en esta edición.

DSC_0224 (1)


La última que os mostramos es una novela gráfica de una de las obras de León Tolstoi escrita allá por 1886 donde en una sociedad campesina rusa nos muestra la naturaleza del hombre respecto a la avaricia y como esta no es distinta respecto a las clases sociales. Cuánta tierra necesita un hombre con ilustraciones y guión (basado en la misma novela) de Miguel Ángel Díez, un ilustrador que nos ha encantado en este trabajo. Nos gustan tanto los dibujos de las viñetas, suaves y agradables de seguir como los dinámicos diálogos y la expresividad en los gestos.


Cuánta tierra necesita un hombre

(También tenemos pendiente echarle el ojo a esta misma novela ilustrada por Elena Odriozola…..)

[Arriba]

Libros a los que echamos un ojo: Tierra mojada

Pues aquí traemos de nuevo una pequeña lista de libros que nos han gustado cotilleando por librerías y ferias de Madrid.

El primero de ellos es Cuando Ana tiene miedo del escritor austriaco Heinz Janisch y de la ilustradora Helga Bansch, una ilustradora delicada que en gran parte de las ocasiones dibuja animales. Libro publicado por la editorial Edelvives. Ana tiene miedo y no puede dormir, así que va a intentar que la ayuden unos amigos hasta darse cuenta de que ella misma es capaz de afrontar su miedo.


Cuando Ana tiene miedo


El siguiente libro que traemos es la conocidísima obra de Herman Melville, Moby Dick, en este caso ilustrada por el mexicano Gabriel Pacheco con traducción de Andrés Barba que nos ofrece la Editorial Sexto Piso. Nos ha gustado mucho ya que tanto la portada como por las ilustraciones de su interior invitan a redescubrir esta magnifica obra tan bien cuidada en esta edición.

DSC_0224 (1)


La última que os mostramos es una novela gráfica de una de las obras de León Tolstoi escrita allá por 1886 donde en una sociedad campesina rusa nos muestra la naturaleza del hombre respecto a la avaricia y como esta no es distinta respecto a las clases sociales. Cuánta tierra necesita un hombre con ilustraciones y guión (basado en la misma novela) de Miguel Ángel Díez, un ilustrador que nos ha encantado en este trabajo. Nos gustan tanto los dibujos de las viñetas, suaves y agradables de seguir como los dinámicos diálogos y la expresividad en los gestos.


Cuánta tierra necesita un hombre

(También tenemos pendiente echarle el ojo a esta misma novela ilustrada por Elena Odriozola…..)

[Arriba]

¡ ‘Ahab y la ballena blanca’ a escena!

Llega al teatro una nueva adaptación de Moby Dick. La que ha realizado el autor e ilustrador Manuel Marsol con el título de Ahab y la ballena blanca, un increíble álbum ilustrado que ha sido publicado recientemente siendo el ganador del III Premio Internacional de Álbum Ilustrado Edelvives, además de haber sido ganador del V Catálogo Iberoamericano de Ilustración por la serie La Casita.

ahabballena_manuel_marsol

Manuel Marsol en una entrevista de la editorial Edelvives acerca del trabajo de Moby Dick:

“Quería hacer algo que me apeteciese dibujar y que hablase de lo que me fascinaba o me daba miedo cuando era pequeño. Y Moby Dick lo tenía casi todo: los dinosaurios (la ballena o Leviatán, que no deja de ser un animal prehistórico), los piratas, los viajes marítimos y naufragios, los misterios de las profundidades… el mar. Eso que me hacía pasar tardes enteras de verano buceando con mi hermana hasta que se nos arrugaban los dedos (…). Eso que luego dibujábamos con mi padre en un gran tablero azul con las caracolas y caballitos de mar secos que habíamos encontrado en la orilla”

ahabballena8_manuel_marsol

Si aún no habéis tenido oportunidad de cotillear este libro y os encanta la novela original de Herman Melville, este teatro sin duda os va a gustar.

Los encargados de hacerlo posible son la compañía teatral Vuelta de Tuerca y el lugar donde se va a representar es en La Casa del Lector en el Matadero de Legazpi de Madrid.

Aquí os dejamos los horarios:

-19 de diciembre 2014, 19h
-20 de diciembre 2014, 19h
-03 de enero 2015, 19h
-04 de enero 2015, 12h

Y aquí tenéis toda la información:

– http://www.mataderomadrid.org/ficha/3960/moby-dick.html

– http://casalector.fundaciongsr.com/story.php?id=1732

[Arriba]

Los libros a los que echamos un ojo: Tamaño de cosas

Estos son los libros que nos gustaron en nuestra última visita a las librerías, aquellas que mejor vamos conociendo y descubriendo o redescubriendo. Las librerías son lugares fantásticos donde uno puede ser feliz. Les hacemos una foto a esos libros para que no se nos olvide ni el título ni cómo son y que podamos ver el título y su portada a golpe de vista para cuando nos decidamos a comprarlo y a cogerlo en alguna librería, y también así podemos compartir con vosotros estas portadas y que podáis verlos por si os interesa su lectura. Uno de los primeros que fichamos fue: Bailar en las nubes, de la editorial Kalandraka, que si nos fijamos, arriba a la derecha pone que fue Premio Compostela 2013. Tiene unos colores como muy de chicle, muy homogéneos, como de plastilina (o esto me parece a mí), y con poca o nada degradación de colores, sombras, iluminación compleja, lo que le otorga cierto placer al ser mirado, cierta elasticidad y casi ganas de comerse esa portada… Podría parecerse a algunos murales de algunos muralistas.


DSC_0141

El segundo libro es, La historia de Akupai, un libro que no recordamos muy bien cómo era por dentro, pero cuya portada y gran tamaño nos gustó (tamaño al estilo Edelvives de álbum ilustrado, que trabaja con grandes dimensiones y libro fino), ya que tenemos varios libros de este formato muy Edelvives, y nos gustan.

DSC_0143

El siguiente libro: Grande, Mediano, Pequeño… La verdad es que la portada es adorable. De la colección Miau, de la editorial Jaguar.

DSC_0142

DSC_0140

Y por último, El sueño de Xelá, de la editorial OQO, que trabaja mucho los detalles, que el libro sea una experiencia llena de pequeñas cosas. Creo que trabaja mucho con la alegría, la mayoría de sus libros son alegres, vitalistas, que tiene un espíritu muy positivo y cautivador.

[Arriba]

1 de diciembre y el ladrón de palabras

¡¡Vamos a celebrar que hemos entrado en diciembre!!, que ya queda mucho menos para las Navidades y que eso nos ilusiona porque nos apetece reunirnos con la familia, porque estar todos juntos y comer algo especial, recibir regalos espaciales que esperas con ganas, tener la casa decorada de otra forma… Todo ello hace y mucho. Nosotros hoy por ello vamos con una recomendación de un libro tierno, que hace referencia al lenguaje y a la importancia de las palabras para poder transmitir de la forma que llevamos siglos haciendo, aquello que sentimos: El ladrón de palabras.

Nosotros lo tenemos en nuestra librería y sus hojas bien largas y sus fondos entre el azul, el rojo, el blanco y el gris, con sílabas que vuelan por ellos, hace que sea un libro como de magos. El texto es fácil de leer y un niño a partir de los cuatro años ya podría comprender de forma casi completa la historia.

Tiene un toque que parece de collages, formas rígidas, geométricas… Quizás como el propio ladrón de palabras que quiere tener todas las palabras controladas hasta que se enamora… La portada tiene cierto relieve y la verdad es que es un gusto ver lo cuidado que está. Es un libro fino de 13, 14 páginas y que se puede leer fácilmente en 8/10 minutos.

DSC_0033

El libro es de la editorial Edelvives y lo podéis encontrar en cualquiera de las librerías sobre las que por aquí hablamos, en Liberespacio, Kirikú y la bruja, Venir a cuento, Jarcha… Escrito e ilustrado por Nathalie Minne.

[Arriba]