Press "Enter" to skip to content

Libros de tela: Pequeños salvajes y Pequeños de casa Dos libros de tela para bebés editados por Kalandraka

Hemos estado este puente de la Constitución con los libros de tela de la editorial Kalandraka. Son los que están ahora mismo en su catálogo, se llaman Pequeños salvajes y Pequeños de casa. En la lista que os hice sobre libros de tela que nos interesaban los mencioné. Podéis pasaros si queréis apuntaros otros que también recomendamos.

Ahora ya que hemos podido leer estos libros de tela y mucho estos días, tenerlos entre las manos (estos ni siquiera los había cogido en ninguna librería, otros que os recomiendo en la lista sí), ponerlos sobre la tripita que como son tan suaves… y apretar la última hoja que hace un ruido así como de papel arrugándose; puedo hablaros un poquito más sobre ellos y veis si os resultan interesantes para vuestros o vuestras peques.

Lo primero que me gustaría deciros es que detrás de estos libros además del equipo de Kalandraka del cual me fío bastante en cuanto a criterios sobre literatura infantil y juvenil (en serio, no da igual cualquier editorial o cualquier libro de tela si hay detrás profesionales del ámbito con muchos años de trayectoria, como es este caso, me fío mucho más). Pues además de ellos está el nombre de Antonio Rubio que seguro que os suena porque es el autor de la colección “De la cuna a la luna” junto con el ilustrador Óscar Villán.

La contraportada de los libros, donde acaba la rima de Antonio Rubio en castellano. Esta página tiene sonido al tocarla.

Subrayo esta colección porque creo que ya es todo un clásico en cuanto a primeros libros para los niños y niñas en nuestro país y de las colecciones más importantes y conocidas y leídas y cantadas; nosotros para Ciruela (todavía no hemos dicho oficialmente el nombre de la bebe que esperamos para abril y desde siempre la llamamos así) no tenemos todavía ninguno de estos libros pero sin duda en su pequeña biblioteca inicial habrá libros de tela y esta colección. Además también dirige la colección de poesía “Trece lunas” del sello FAKTORÍA K. Y es autor de otros tantos libros con la editorial como Aurelio o La mierlita.

Estos dos libros de tela son muy sencillos porque obviamente son para bebés. La idea es que aprendan a atender la secuencialidad de las cosas, el pasar las páginas. Y el tener un libro cerca desde que nace, que nazcan con un libro bajo el brazo (: Pero eso, no hay que olvidarse que no hay nada de texto en el libro, que son apenas cuatro páginas y que no está impreso en una imprenta al uso (porque Kalandraka imprime sus libro en Galicia) sino que en este sentido de la producción se acercaría más a un peluche. Por lo que Antonio Rubio aparece como creador de una palabras que vienen anexas al libro y que podéis ver en la foto siguiente y también está ese mismo texto en gallego, catalán y euskera escrito cada uno por escritores en estas lenguas. Esto nos encanta también.

Primero que sean libros con literatura, no solo libros de tela (que pueden ser interesantes pero desde otro punto de vista) y después no encanta que se tenga en cuanta a todas las lenguas de nuestro país. Esta editorial suele editar en todas las lenguas y es algo de agradecer porque nuestro país es todas ellas y no podríamos ser igual de ricos sin ellas. Nosotros somos de Madrid, ¡pero le leeremos las rimas de estos libros de tela en las cuatro lenguas! Pero Antonio Rubio no está en el libro ni está destacado un ilustrador o ilustradora.

Hay que entenderlo como lo que es pero el hecho y lo relaciono con lo que decía al principio que tengan estos libros de tela el pase de esta editorial, el filtro, y que además el texto anexo que puedes cantar en forma de nana esté firmado por Antonio Rubio a mí por lo menos me gusta mucho y me da como mucha confianza. De esta manera es un libro de tela que no se queda solamente en un objeto blandito que casi podría ser un juguete sin ser del todo un libro, sino que puede ser leído, puede ser cantado por los padres por el día cuando se le tiene en brazos, para dormirle… como una retahíla que va a acabar siendo familiar para el bebé y que es una de las primeras nanas que se puede ofrecer.

Y a la vez es un objeto que se le puede ofrecer al bebé con confianza porque es blando y está pensado para ellos. Obviamente estando pendiente de él, pero bueno ya en esos temas no me voy a meter porque no sé mucho, y al mismo tiempo sí considero que las primeras semanas del bebé, sin querer tampoco meterme, ya las facciones de su mamá, papá, su voz le suponen todo un descubrimiento que es suficiente y no creo que sea necesario nada más… Aunque esta canción también se puede cantar sin necesidad del libro en la mano. Y entiendo que ya a partir de los dos meses, tres meses ofrecerle libros y libros que pueda él o ella coger a su manera, achuchar y tener encima para nosotros es de lo más chulo.

Son muy blanditos, tienen cuatro páginas y se lavan a mano.

Os recomiendo encarecidamente si no conocéis a este autor amante de la poesía y de la tradición oral, de las nanas (porque esta rima de estos libros de tela invita a ser cantada) que veáis este vídeo en el que podréis conocer mejor a Antonio Rubio, que está dentro del canal de Kalandraka TV

Como veis dan mucho de sí estos libritos. En mi Instagram os dejaré unos stories en destacados enseñando un poquito en vivo y en directo los libros.

 

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *