Mis librerías favoritas de Madrid Te invito a comprar en librerías pequeñas que también hacen descuentos y tienen tienda online

Quería hablaros en este post de mis librerías favoritas de Madrid. Y me encantaría que, después de leerlo, os pudierais motivar si es que no lo estáis con la idea de visitar este tipo de librería y comprar en estos espacios en lugar de la venta por Internet o de la grandes cadenas.

No voy a hablar de grandes librerías que pudieran gustarme, que las hay, sino de proyectos pequeños, originales, especiales, llevados por personas con oficio. Proyectos que para mí fomentan la reflexión y no solo el consumismo -suelo dudar del interés de las grandes cadenas por la LIJ de calidad, los libros editados de una manera más respetuosa con los procesos del libro- y que ya estaban cuando otros vieron un filón para vender.

Es bien sabido que desde hace un tiempo, el comercio de las librerías independientes no está en su mejor momento. Por otro lado, no sé si lo ha estado en algún tiempo en España pero sí que es verdad que al menos en la actualidad mantener una librería independiente es muy difícil, por no decir que otras están cerrando. Por qué. Pues porque y aquí voy al tema de este artículo: mucha gente no compra en estas tiendas. Hay muchos motivos más, como el margen del libro para el librero que es muy pequeño, el querer mantener la calidad que no siempre se corresponde con las ventas, pero quizás hablaré de ellos en otro artículo. Me interesa la idea de que la mayor parte de la gente está a favor de que existan librerías en sus barrios pero después prefiere la inmediatez de Amazon.

Quizás puede ser porque las desconozcan así que aquí te hablo de ellas. Claramente te diré que las librerías que yo frecuento son especializadas en LIJ o trabajan muy bien estos libros.

En primer lugar, Panta Rhei. En esta librería conocí hace unos meses a Elena Odriozola, una de mis dibujantes preferidas. Ella fue a presentar, dentro del contexto de la semana del Álbum su libro En el bosque (ilustrado por ella de un texto de Ana María Matute). Las seguíamos desde hace unos cuantos años, incluso aquí en el blog le habíamos hecho una entrevista pero no teníamos el gusto de conocerla en persona. Nos llevamos el libro firmado por ella y pasamos una tarde muy agradable, creo recordar de lluvia. 

Panta Rhei me gusta porque tiene libros ilustrados carentes de los apellidos de literatura infantil y juvenil. Es verdad que al fondo tiene una sección específica de LIJ pero creo que nunca me he acercado. Me interesa de esta librería encontrar libros de esos para todas las edades. Uno de ello para mí es Harvey. Un libro que compré en Panta Rhei y que recuerdo encontrar así, rebuscando por las estanterías, sin fijarme en secciones, ni nada de nada, simplemente observando lomos de libros procurando intuir cuáles de ellos podrían merecer ser sacados con los deditos ilusionados de la muchedumbre de libros y visto más de cerca.

Y tampoco se me olvida el libro de Liniers El globo rojo en la lluvia. Ese encuentro fue fabuloso y aunque lo recuerdo más vagamente sí que sé me enamoré de Liniers desde ese momento. Como ves, lo que más me gusta de las librerías es encontrar historias que si tienen polvo o nadie antes ha prestado atención para mí no son problemas; me gusta descubrir y que el alma de la librería sea inteligente y tenga capas que mostrarme. Ni qué decir tiene lo que significa para mí esta historia… Te enlazo la reseña que hice del libro por si quieres conocerlo mejor.

Traficantes de sueños Esta es una librería donde voy menos predispuesta a encontrarme sorpresas, no obstante, admiro la función que hacen y además no puedo estar más en sintonía con el feminismo y el ecologismo que difunden en sus libros. En su sección de LIJ puedes encontrarte libros que han pasado el filtro y están abiertamente en contra de los estereotipos de géneros, visibilizando familias diversas, a la mujeres, a la niña y mostrando a través de estos libros una sociedad más de cuidados, donde la regla pues no sea como un tabú, donde tu identidad sexual pueda ser libre y no predeterminada, y muchos otros temas necesarios y de actualidad. En esta librería he comprado libros como El tesoro de Lilith pero también saliendo de la sección de LIJ especialmente me he interesado por libros del llamado ecofeminismo.

Venir a cuento: Es una librería en Lavapiés a la cual veo de lo más natural. Cuando voy siento que son los libros los que verdaderamente se ponen en valor. No tiene grandes parafernalias y siempre que he ido las personas que me han atendido han sido encantadoras. El dueño además tiene una editorial que se llama Recalcitrantes. Lavapiés es un barrio al que tengo mucho cariño de mi posadolesencia y siempre que voy no puedo evitar ponerme algo nostálgica.

Mar de letras

Quizás es la primera librería que recomendaría para unas visitas a Madrid porque tiene en añadido que está en uno de los barrios que más me gustan de mi ciudad, por la zona del barrio medieval. Es una librería pequeñaja sin ventanas y todo lleno de libros, con dos plantas repletas, como una especie de cueva de colores. De esta librería tenemos dos libros, Duermevela y La reina de los colores.

Tres rosas amarillas: 

Coincidí con ellos en la Feria del libro del año pasado pared con pared, pero ya mucho antes de esto esta librería había sido una de las más visitados por mí. Y lo sigue siendo. No es donde más compro, esto también es verdad, pero me encanta ir; y también compro sin duda alguna. Me gusta porque entras allí y no ves a nadie que te diga si necesitas ayuda, de hecho casi no ves a nadie, solamente a las personas visitantes que ojean la librería. Eso sí, si te asomas al mostrador podrás ver a algunos hombrecillos medio escondidos troquelando papeles. Es oscura y minúscula y está repleta de libros de Pop-up, teatrillos. Además está en frente de una cafetería muy agradable que se llama Lolina.

La Fabulosa: Es esta una librería que lleva poquito pero su creadora, Ana Garralón, lleva toda una vida en esto que llamamos literatura infantil y juvenil, y para mí es toda una gurú en este campo. Ha traducido libros, el último del que me enteré fue el otro día del libro Y esto, ¿qué es? ilustrado por mi amado Erlbruch y editado por Libros del zorro rojo. 

Tiene un blog que si te interesa este campo no debes olvidarte de seguir habitualmente, y bueno, ha impartido clases en máster, cursos creados por ella, radio; y se encuentra muy en conexión con Latinoamerica y con los llamados libros informativos. La Fabulosa tiene un fondo especializado en editoriales latinoamericanas y es un lugar perfecto para encontrar: maravillas. Además muchas de estas historias no es fácil poderlas conseguir en España porque no se distribuyen por aquí, con lo cual es un punto de encuentro fabuloso. De esta librería es mi libro Nosotros de Paloma Valdivia. Y otro, Ladrón del fuego.

Tengo que decir que aquí he escogido algunas de las que más aprecio, pero hay más, entre ellas Jarcha. En algún otro momento hablaré de librerías de barrios periféricos. Publico este post en el día del libro (: Y aprovecho para recomendaros nuevamente (y con descuentos), librerías de lo pequeño y de lo secreto donde suele haber más historias verdaderas.

Deja un comentario