La Huerta de Simón, X Premio Internacional Compostela de Álbum Ilustrado La autora argentina Rocío Alejandro ha sido la ganadora del premio con una obra que fomenta la cercanía con la naturaleza

15 junio, 2017 No Comments

Rocío Alejandro, afincada en Buenos Aires, es la autora del álbum ilustrado La Huerta de Simón que ha recibido el X Premio Internacional Compostela de Álbum Ilustrado, un certamen convocado por el Departamento de Educación y Ciudadanía del Ayuntamiento de Santiago y por la editorial Kalandraka. El premio está dotado con 9.000 euros y el libro será publicado en todas las lenguas peninsulares por Kalandraka el próximo mes de noviembre.

La obra según se ha explicado tiene una “clara intención ecológica” a través de la “relación colectiva con la tierra” y un carácter “universal”. Además, se ha destacado por su “progresividad narrativa” y en cuanto a las ilustraciones se ha valorado la “resolución visual de los personajes y su planteamiento “sencillo pero no simple”.  Se ha explicado como “muy acertada la contención del color y la construcción de la página” por los “múltiples niveles de lectura” que proporciona. En definitiva, “un álbum ideal para niños y niñas”.

El jurado ha elegido esta obra por unanimidad tras una larga deliberación. El jurado ha estado compuesto por la autora Teresa Durán, el escritor Xavier P. Docampo, el ilustrador Miguel Calatayud, el concejal de Educación y Ciudadanía, Manuel Dios, el jefe del Departamento de Educación y Ciudadanía, Xosé Manuel Rodríguez-Abella, Beatriz Varela como secretaria y Manuela Rodríguez representando a la editorial Kalandraka.

Rocío Alejandro se ha formado como diseñadora gráfica pero considera la ilustración infantil como su “verdadera vocación”. Ha ilustrado libros publicados en su país y fuera de sus fronteras. Al Premio Compostela se han presentado en esta convocatoria 212 trabajos procedentes de Argentina, México, Colombia, Ecuador, Cuba, El Salvador, Brasil, Sri Lanka, India, Israel, Japón, Grecia, Chipre, Italia, Reino Unido, Noruega, Holanda, Polonia, Portugal y España. La obra finalista ha sido Distinta de la ilustradora ecuatoriana Diana Sofía Zapata Ochoa.

Los libros premiados hasta la fecha con el Premio Compostela al Álbum Ilustrado son La última carta (2016), Después de la lluvia (2015), Ícaro (2014), Mamá (2013), Bandada (2012), Olaf (2011), La familia C (2010), Un gran sueño (2009) y Cerca (2008).

El álbum ilustrado parece que goza de buena salud, aunque nada más lejos de la realidad, lo que hay es una sobreproducción actualmente y una calidad muchas veces baja al servicio de los intereses comerciales, del dinero. Barbara Kieckebusch dice que “la contradicción de que, siendo un oficio esencialmente artesanal -la edición de cada libro es un proceso único, en el que se coordinan numerosos agentes, personas, puede haber mil imprevistos, y cada texto, cada título tiene sus retos (…)-, ha vivido un proceso de industrialización y aceleración que llegó a su cénit en los años que se consideran de bonanza, cuando, al igual que en el sector inmobiliario, se creó una burbuja que, como todas, acabó explotando. Sin embargo, el ritmo de publicación no ha descendido en relación con el descenso del consumo. Como si se jugara a la ruleta rusa, se sigue editando mucho, esperando que con un libro suene la flauta y se vendan cifras astronómicas, y éste alimente el resto de la producción y compense los fracasos.

No obstante, en editoriales como Kalandraka, y este premio que organiza es un ejemplo, hay todavía espacios donde el interés parece más el de ofrecer libros que pasen la mera novedad a la hora de publicarse. Kalandraka está editando clásicos como el de La conejita Marcela (Esther Tusquets), Leocadio, un león de armas tomar (Shel Silverstein), El libro de los guarripios (Arnold Lobel), Arturo y Clementina (Adella Turin y Nella Bosnia), Rosa Caramelo (Adela Turin y Nella Bosnia), Alex y el ratón de cuerda (Leo Leonni), La ventana de Kenny (Maurice Sendak). En un intento, creo yo, de recuperar la memoria sobre este género, de ver grandes obras que exploran la mente humana, tocan la política en cuanto a nuestra manera de organizarnos, los mecanismos de la amistad. No tiene demasiado sentido producir y producir mientras lo bueno se mezcla con lo mediocre y no se sabe discernir, porque no hay tanto que contar, si de lo que se trata es de hacer arte, porque al final esto es un álbum. Todo se intenta pasar por las fauces de este capitalismo agresivo y más bien este último tendría que pasar por nuestra estructura cultural, a ver qué quedaba de él.

Hay voces que a mí me suenan auténticas, como la de Asun Balzola:

Yo creo que son esos libros -los que aguantan el paso del tiempo y que seguirán aguantándolo- que tú haces con pleno convencimiento de que estás siendo fiel a ti mismo y que dices la verdad. Como estos libros no son de encargo, los he hecho porque me ha dado la gana, prácticamente he obligado al editor a aceptarlos. Yo no he tenido la vida fácil, a mí al principio me discutían mucho lo que hacía, pero yo era burra, no me he apeado de lo que a mí me gustaba. Son libros que tienen cierto rigor porque la acuarela está bien dada, el dibujo está cuidado y el texto también. En Historia de un erizo, por ejemplo, el texto es simple pero está claro; yo quería hablar de los niños diferentes, del adulto, de cualquier persona con minúsculas o diferencias psíquicas, raciales…

Fragmento de la entrevista realizada por la revista Peonza

Y otra voz, la de Sendak, que también hablaba mucho del ser honesto a la hora de trabajar:

Un libro ilustrado no es sólo lo que piensa la mayoría: una cosa con muchas imágenes, fácil de leer a los niños pequeños. Para mí es una cosa condenadamente difícil de hacer, muy similar a una complicada forma poética. A algunos poetas les gusta realmente entrar en formas difíciles, porque éste es el mayor reto en poesía. Pienso que un libro ilustrado es una de esas bellas y desafiantes formas que tanto exigen dado que se necesita dominar continuamente la situación, para, finalmente, lograr algo que parece tan fácil de hacer: combinar —si es posible, sin costuras—texto e ilustración.

Fragmento de la entrevista realizada por la revista Parapara

 

About the author

Soy una periodista amante de la literatura infantil y juvenil. Me gusta la ilustración, la ecología, la literatura. Actualmente estoy elaborando mi trabajo de final del máster libros y literatura infantil y juvenil de la UAB. He creado este blog para compartir realidades de una manera diferente a tantos medios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *