Press "Enter" to skip to content

La abeja y yo

Ya estamos en 2021. La primera entrada del año la quería hacer sobre un libro muy especial para mí, igual todos lo son los que tengo en casa y por ello están aquí con nosotros, se llama: La abeja y yo. Y está editado por Juventud en el año 2017. Está publicado originalmente en el año 2016 en el Reino Unido por Old Barn Books Ltd.

Quería comenzar el año con este libro, La abeja y yo, porque creo que refleja bastante bien los temas que más me gustan en la literatura infantil y juvenil como son el conocimiento sobre el resto de animales a través de la experiencia, de la observación, de la empatía y también que tiene mucho que ver el amor total por lo vivo vivas donde vivas, y obviamente también en las ciudades.

He de reconocer que esta editorial no es de mis predilectas, no por nada sino porque me siento más atraída por las editoriales pequeñas, pero este álbum ilustrado es maravilloso porque detrás de estos mensajes además hay arte total con unas ilustraciones al óleo impresionantes y un texto que encaja con ellas y hace que por delante del tema de defensa en este caso de las abejas haya una historia singular de calidad artística indudable.

La abeja y yo es una historia sobre una niña que vive en una ciudad gris y que un día aparece en su casa una abeja perdida y cansada. Lo primero que piensa es en matarla pero después la mira y se da cuenta de lo bella que es y lo asustada que está.

Corrió a por el matamoscas pero se detuvo… a observarle la barriguita rayada, marrón y amarilla; las alas delicadas y mustias y los ojos grises y cansados…

 

Le ofrece azúcar, porque Margarita que así se llama la niña lee libros sobre flores y le gusta informarse. Y así se hacen amigas y la abeja comienza a crecer y a crecer y echa de menos las flores y deciden escaparse al campo y recolectan algunas semillas que a su vuelta dejan caer por la ciudad.

(…) caían sobre los tejados, las carreteras y las vías del tren, colándose por todas las grietas que se encontraban.

Y bueno, realmente la ciudad cambia y aparece muy bonita, más alegre, colorida y más felices sus habitantes. Me gusta mucho este libro porque sin caer en mensajes simplones desarrolla una historia con muchos matices y con un toque realista que me gusta porque al final esa transformación de las ciudades la estamos viviendo y esa sociedad amiga de las abejas es una realidad en muchas regiones que se declaran así mismas como “amantes de las abejas” al entrar a pueblos.

La abeja y yo también es un libro sobre amistad, la amistad que se establece entre Margarita y la abeja. Sobre el hecho de hacer crecer la alegría, las relaciones, las plantas en tu ventana y poder sentir los beneficios que trae ser menos gris y estar más conectado con los demás.

Las ilustraciones son entrañables y llenas de detalles, con gusto por planos abiertos, ilustraciones a doble página, bastante acción. Una historia en toda regla para poder ser leída a niños quizás más mayores aunque los bebés o niños de dos o tres años también podrían apreciarla con más ayuda y apoyo a la hora de contar la historia. Podemos aprender también de botánica con algunas escenas.

La autora es Alison Jay y creo que ha hecho un álbum que aunque tratando un tema de moda (porque aunque muy loable el cuidado del medio ambiente en los libros infantiles es un tema recurrente en la actualidad y no siempre para bien) es un libro sin duda personal, diferente, con personalidad propia donde yo percibo que la necesidad de hacer esta historia va más allá de modas. Porque es un libro que también plantea cambios directos, cosas que podemos hacer, llama al movimiento y no solo a imaginar mundos mejores sino a ser un elemento activo.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *