Press "Enter" to skip to content

Cuentos de Mamá Osa Kitty Crowther es conocida también por libros como "El niño raíz" o "¿Entonces?" y otros muchos títulos poseyendo un gran dominio de la narrativa en el álbum ilustrado

Hoy te quería hablar de un libro muy original, Cuentos de Mamá Osa, especialmente por su color (rosachillón o fluorescente, no sabría decir). Es un libro que me compré en una librería de Logroño en el último Congreso Bibliotecas Públicas que se celebró en esta bonita ciudad; que por cierto tengo entendido que el próximo previsto para este año va a ser en Las Palmas de Gran Canaria, con lo poquito que me gusta coger el avión veo complicado el ir (al mismo tiempo veremos qué pasa en medio de la crisis, otra, que vive la humanidad). La librería estaba al lado de la catedral, si mi memoria no me falla, y bajo un soportal antiguo.

Cuentos de Mamá Osa es un libro como muy espontáneo, me parece a mí, como muy improvisado, de trazo alocado y como creado en un solo ataque, impulso creativo. No obstante, tiene una dedicatoria muy curiosa: “A Sara Donati, que durmió una noche en mi casa y soñó que yo escribía un libro rosa cuyo título, Sagor om natten (Cuentos de la noche), estaba escrito a mano”.

Por cierto, no entiendo nada de traducciones, queda dicho, pero no comprendo por qué en este caso el título no es más cercano o igual que el original. Han querido darle en esta traducción más protagonismo a la madre osa y al hecho de que ella le cuenta estos cuentos a su hijo oso al ir a dormir (quizás por criterios comerciales) pero me parece que le han hecho perder un poco la esencia del libro que creo no es tan clásica. Yo cuando lo compré pensé que iban a ser cuentos clásicos ilustrados por esta autora por el título y la portada pero después leyéndolo, aunque está claro que la autora juega con la idea de contar ancestral, es la noche la protagonista e incluso los tres personajes que la habitan en cada uno de los cuentos.

Esa noche rosa, también bastante original y todos esos elementos de la naturaleza y cómo los protagonistas son precisamente animales (no humanos) que cuentan historias de personas. Un libro recopilatorio de tres cuentos con el hilo conductor de la madre osa que le esta contando cuentos a su hijo oso antes de irse a dormir. Son tres cuentos breves que se pueden leer por separado. Y precisamente al igual que pasa en la historia puede servir este libro también para contar antes de irnos a dormir y ayudarnos a coger el sueño. En este vídeo te muestro el primero de los cuentos para que veas lo curiosas que son las ilustraciones y lo intrigante que es este primer cuento además de lo que puede ayudar a quedarte profundamente dormido.

Kitty Crowther es una de esas autoras contemporáneas de álbum ilustrado que seguir, en mi opinión, si te gusta la ilustración en este formato. Tiene un estilo muy personal, qué buen ilustrador no lo tiene podríamos decir, que no necesariamente diría yo encaja con aquello que visualmente se llama bello.

Sus personajes son deformes, poco parecidos entre sí, asimétricos, de diferentes colores y “mal hechos” en muchas ocasiones. Y aquí se podría generar un debate de: pues no sabe dibujar. Pero claro, es que en el caso de contar una historia lo que hay que saber es contar una historia.

En Cuentos de Mamá Osa pasa lo mismo y no encontramos esa búsqueda de las proporciones, los colores que casan, de esas ganas de gustar al editor, lector, nosequé or quizás. Se mezclan colores que aparentemente no funcionan juntos y los trazos quizás podrían ser mejores… La cosa es que precisamente eso es lo que la hace única porque al mismo tiempo sabe contar muy bien historias con esas ilustraciones. Yo no sé cómo se hace pero ella lo cuenta así y así es como está bien. Y por cierto, quizás no sean los trazos perfectos pero el manejo de la luz al dibujar, las perspectivas, fondos… denota que no lo ha dibujado cualquiera, claro. Con tanta gente que dibuja quizás es la capacidad de mostrar algo nuevo o al menos personal y al mismo tiempo saber narrar lo que te hace especial.

Cuentos de mamá osa, como comentaba, está formado por tres cuentos y los tres tienen que ver con la idea de dormir. Dormir. Ese momento que muchas veces nos cuesta tanto y también a los niños cuando tienen sus propios miedos como los monstruos, el quedarse solos, la oscuridad. En el primero de ellos una bruja nos puede ayudar a encontrar ese sueño, en el segundo una niña muy curiosa y en el tercero un señor pequeño llamado Bo. En el universo de este libro puede pasar de todo, todo es absurdo y real.

Son tres cuentos breves que además giran alrededor de la naturaleza. Bueno, podría corregir, giran alrededor de cosas normales. Realmente no habría tanto que resaltar que son historias que suceden en el medio natural, en el bosque, hablan de frutos del bosque, de agua, de brujas, de cuevas… sino como que son historias. Es algo triste que tenga que verse como algo destacable esto cuando en realidad es lógico que sean historias así porque así es el mundo, con bosques, con setas, flores, plantas.

 

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *