Chiquilladas El francés Gérard Dubois crea una obra vintage con un humor negro que ponen en marcha los niños, para todos los lectores

16 agosto, 2017 No Comments

Chiquilladas es un libro publicado por la editorial Impedimenta en mayo de 2017. Lo conocí por casualidad paseando por Santiago de Compostela este verano. Iba buscando librerías de literatura infantil y juvenil por el casco antiguo y no parecía haber ninguna hasta que me topé sin ya esperarlo con un espacio maravilloso: librería Lila de Lilith, con una selección de mujeres autoras, respetuosa con el medio ambiente, divulgando ecofeminismo y con una amplia selección de libros de LIJ. Pero este es otro tema porque no fue allí donde encontré este libro, sino en una tienda que tenía una gran variedad de objetos especiales. A veces nunca sabes dónde un libro puede sorprenderte. Chiquilladas estaba colocado a la entrada de esta tienda que se situaba en un portal grande y aparentemente bastante antiguo de Santiago. Estaba él solo de pie, ningún otro libro y tenía un papelito donde se contaba que había tenido una mención especial en la feria de Bolonia en la categoría de ficción en 2016.

Es esta una obra con una estética a la altura de las modas actuales y al mismo tiempo que parecería de hace incluso algún siglo. La tipografía de la portada ya nos sitúa en el presente pero las ilustraciones del interior parecen remontarnos al siglo XIX. Y uno piensa si un niño o niña será capaz de captar esa ironía en la lectura; si es él o ella el lector implícito de la obra, ¿cuáles pueden ser sus reacciones? Y si nosotros mismos podemos estar a la altura de esta obra, si somos capaces de entender que los niños son crueles a veces, que anhelan la libertad completa por encima del peligro, y que desean el propio control sobre sus aventuras, que su imaginación es ilimitada y que no todo durante la llamada infancia es de color de rosa. Las chiquilladas de estos niños no son meras chiquilladas, ¿o sí?, son juegos que pueden desencadenar en la muerte. Es una diversión en humor negro donde la inocencia persiste pero donde no parece haber límites que censuren hasta dónde juega el niño.

Pero tampoco fue en esta tienda donde conocí más a fondo Chiquilladas porque finalmente no lo compré y ahora en este mes de agosto llega a mis manos por cumplir 26 años. Ya no lo esperaba y lo he leído con más gusto si cabe. Me parece que no es un libro que se vea fácilmente por la librerías, posiblemente porque es uno de esos libros inclasificables que siendo de literatura infantil y juvenil más de uno puede mirar con dudas.  Porque dentro de lo que se considera literatura infantil y juvenil hay intereses comerciales que van de la mano del fomento de determinados valores del momento en detrimento de la calidad literaria. Da miedo plantear la edición de determinados libros que se sabe que la mayor parte de los padres o potenciales compradores no van a ver interesantes para los niños, desgraciadamente. Pero la labor de la edición debe ir más allá de esto. Y a los mismos adultos compradores también les da miedo “errar” y ofrecer una realidad a un niño que le haga salirse del “buen camino”. Lo raro, lo diferente, los subversivo está en tela de juicio.

Es este un libro que remite a las ilustraciones clásicas de los libros infantiles donde el color era escaso y la tinta negra abundante; que pretende parecer de otra época, lo parece. Si pensamos en Maurice Sendak podemos ver algunos puntos en común, pero yo me remitiría más allá, a los Limericks de Edward Lear, así como a los dibujos de Heinrich Hoffmann en Pedro Melenas. A las ilustraciones de Winny de Puh por Shepard. Hay un regusto vintage en toda la estética del libro donde se emplea el color de una forma inteligente: solo hay uno en la mayor parte de la obra para remarcar ciertos puntos, un rosa que pierde las connotaciones de igual a niña, y se convierte en un color pastel más bien de connotación a envejecido, que marca el enfado, la vergüenza, el dolor. También es el de la sangre y cuando lo suavizas se vuelve rosado, “el color de las niñas”, de la delicadeza, de lo cursi.

Chiquilladas es un libro pequeño, de tapa dura, impreso en España en papel 100% procedente de bosques gestionados de acuerdo con criterios de sostenibilidad. Tiene un separador de tela, 93 páginas y unas guardas iguales de entrada que de salida en forma de cuadrícula hecha a mano y con unos puntos con los colores que aparecen en el libro, más allá de ese rojo-rosado: el amarillo y el azul. Está traducido al español por Jorge García Valcárcel.

El juego entre el texto y las ilustraciones es básico. El propio texto solamente no tiene el sentido que se genera en la suma, quizás la ilustración tiene más fuerza por sí misma y se parece más a la suma. Los niños siguen sin ser conscientes de que sus acciones resultan de esta o aquella manera a la vista del adulto, por eso el adulto es el que encuentra ese humorcillo cruel, pero quizás no el niño lector. Si se pone el pequeño lector las gafas de sus padres, de lo políticamente correcto, entonces caerá en la cuenta de que esta niña de la última imagen está haciendo una gran faena a su madre regalándole las flores de un cuadro de su casa… ¿Pero llegará a reírse? ¿Llegará a comprender el humor que se genera al mostrar una superficie tierna con un fondo amargo donde solamente es el lector el que puede darse cuenta? En cualquier caso es un libro para todas las edades, lo cual es lo que más debería definir a la LIJ. Y los libros nunca se entienden en su complejidad, sino que cada lector hace su lectura perfectamente válida. Es un libro que seguramente despierte inteligencia en el lector infantil, le ofrezca una lectura con matices y le lance una mano hacia la rebeldía.

About the author

Soy una periodista amante de la literatura infantil y juvenil. Me gusta la ilustración, la ecología, la literatura. Actualmente estoy elaborando mi trabajo de final del máster libros y literatura infantil y juvenil de la UAB. He creado este blog para compartir realidades de una manera diferente a tantos medios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *