Un espacio de libros

ilustración, ideas, creatividad y mi vida

Categoría: Noticias

El Ayuntamiento de Orihuela junto con la editorial Kalandraka convocan el X Premio Internacional de Poesía para Niños y Niñas Ciudad de Orihuela El X Premio Internacional de poesía para niños y niñas Ciudad de Orihuela recibirá originales hasta el día 19 de septiembre a las 12:00 horas siendo uno de los premios más importantes de poesía infantil en lengua española

El Premio Internacional de Poesía para Niños y Niñas Ciudad de Orihuela rinde homenaje a la figura de Miguel Hernández, poeta nacido en esta ciudad y que tanto apreciaba su tierra y sus raíces. El escritor o escritora del poemario premiado recibirá su premio en esta ciudad, dando de esta manera visibilidad a este paisaje alicantino, de alguna manera todavía rural. Un paisaje de memoria donde recordar la figura de nuestros muertos que tanto aportaron a las palabras, hicieron más comprensible y habitable el mundo que nos rodea.

La editorial Kaladranka junto con la Concejalía de Educación del Ayuntamiento de Orihuela llevan unos cuantos años ya convocando a poetas en lengua española a que compartan sus poemarios y puedan optar a este premio tan importante. Importante especialmente porque los lectores hemos tenido la oportunidad de leer preciosos poemarios para todas las edades; ilustrados de manera ingeniosa y necesaria. Así que pienso que como difusión de la poesía infantil, tan invisible a veces, hacen una labor necesaria.

Gran teatrillo del mundo,

pequeño mundo en mis manos,

cuando se abre el telón,

¿qué es de verdad y qué es falso?

Las olas son de cartón

y en el mar navega un barco.

La luna cuelga de un hilo,

pero ilumina el tejado.

Gran teatrillo del mundo,

mundo pequeño y mágico,

cuando se cierra el telón,

¿qué es real, qué imaginario?

Cualquier persona mayor de edad con un libro inédito en castellano podrá optar al X Premio Internacional de poesía para niños y niñas Ciudad de Orihuela. El libro debe estar dedicado a la poesía infantil no pudiendo participar antiguos ganadores del certamen ni el personal de Kalandraka. El plazo de presentación de originales se ha abierto el 20 de junio y se cerrará el 19 de septiembre a las 12:00 horas. Con ello, básicamente, se tiene todo el verano para poder presentar el poemario. El Premio Internacional de poesía para niños y niñas Ciudad de Orihuela está dotado económicamente de 5.000 euros en concepto de adelanto por los derechos de autoría. La obra premiada será publicada por Kalandraka sobre el 21 de marzo de 2018, Día de la Poesía. También podrán publicar aquellas obras que hayan recibido mención especial por parte del jurado, derecho de prioridad de publicación que tendrán durante un año.

He tenido la suerte de poder leer algunos de los poemarios que han ganado este certamen como Versos del libro tonto; Mundinovi: El gran teatrillo del mundo; El secreto del oso hormiguero; Ciudad Laberinto y Gorigori. El último poemario premiado se llama Arroz con leche, de Natalí Tentori e ilustrado por Elizabeth Builes. La imagen de la portada de este artículo pertenece a esta obra.

El fallo del jurado se llevará a cabo el día 30 de octubre, coincidiendo con el aniversario del nacimiento del poeta oriolano Miguel Hernández. Este año se ha conmemorado el 75 aniversario de la muerte de Miguel Hernández, el 28 de marzo concretamente de 2017 se cumplió esta fecha. La dirección a la que deben enviarse las obras es el Excelentísimo Ayuntamiento de Orihuela, calle de López Pozas, s/n, 03300, Orihuela. Se enviará un sobre grande en el que se indicará  únicamente el título o lema y optativamente pseudónimo del autor/a. En el sobre se hará constar “Para el Premio Internacional de Poesía para Niños y Niñas Ciudad de Orihuela”.

Podéis ampliar información aquí.

La Huerta de Simón, X Premio Internacional Compostela de Álbum Ilustrado La autora argentina Rocío Alejandro ha sido la ganadora del premio con una obra que fomenta la cercanía con la naturaleza

Rocío Alejandro, afincada en Buenos Aires, es la autora del álbum ilustrado La Huerta de Simón que ha recibido el X Premio Internacional Compostela de Álbum Ilustrado, un certamen convocado por el Departamento de Educación y Ciudadanía del Ayuntamiento de Santiago y por la editorial Kalandraka. El premio está dotado con 9.000 euros y el libro será publicado en todas las lenguas peninsulares por Kalandraka el próximo mes de noviembre.

La obra según se ha explicado tiene una “clara intención ecológica” a través de la “relación colectiva con la tierra” y un carácter “universal”. Además, se ha destacado por su “progresividad narrativa” y en cuanto a las ilustraciones se ha valorado la “resolución visual de los personajes y su planteamiento “sencillo pero no simple”.  Se ha explicado como “muy acertada la contención del color y la construcción de la página” por los “múltiples niveles de lectura” que proporciona. En definitiva, “un álbum ideal para niños y niñas”.

El jurado ha elegido esta obra por unanimidad tras una larga deliberación. El jurado ha estado compuesto por la autora Teresa Durán, el escritor Xavier P. Docampo, el ilustrador Miguel Calatayud, el concejal de Educación y Ciudadanía, Manuel Dios, el jefe del Departamento de Educación y Ciudadanía, Xosé Manuel Rodríguez-Abella, Beatriz Varela como secretaria y Manuela Rodríguez representando a la editorial Kalandraka.

Rocío Alejandro se ha formado como diseñadora gráfica pero considera la ilustración infantil como su “verdadera vocación”. Ha ilustrado libros publicados en su país y fuera de sus fronteras. Al Premio Compostela se han presentado en esta convocatoria 212 trabajos procedentes de Argentina, México, Colombia, Ecuador, Cuba, El Salvador, Brasil, Sri Lanka, India, Israel, Japón, Grecia, Chipre, Italia, Reino Unido, Noruega, Holanda, Polonia, Portugal y España. La obra finalista ha sido Distinta de la ilustradora ecuatoriana Diana Sofía Zapata Ochoa.

Los libros premiados hasta la fecha con el Premio Compostela al Álbum Ilustrado son La última carta (2016), Después de la lluvia (2015), Ícaro (2014), Mamá (2013), Bandada (2012), Olaf (2011), La familia C (2010), Un gran sueño (2009) y Cerca (2008).

El álbum ilustrado parece que goza de buena salud, aunque nada más lejos de la realidad, lo que hay es una sobreproducción actualmente y una calidad muchas veces baja al servicio de los intereses comerciales, del dinero. Barbara Kieckebusch dice que “la contradicción de que, siendo un oficio esencialmente artesanal -la edición de cada libro es un proceso único, en el que se coordinan numerosos agentes, personas, puede haber mil imprevistos, y cada texto, cada título tiene sus retos (…)-, ha vivido un proceso de industrialización y aceleración que llegó a su cénit en los años que se consideran de bonanza, cuando, al igual que en el sector inmobiliario, se creó una burbuja que, como todas, acabó explotando. Sin embargo, el ritmo de publicación no ha descendido en relación con el descenso del consumo. Como si se jugara a la ruleta rusa, se sigue editando mucho, esperando que con un libro suene la flauta y se vendan cifras astronómicas, y éste alimente el resto de la producción y compense los fracasos.

No obstante, en editoriales como Kalandraka, y este premio que organiza es un ejemplo, hay todavía espacios donde el interés parece más el de ofrecer libros que pasen la mera novedad a la hora de publicarse. Kalandraka está editando clásicos como el de La conejita Marcela (Esther Tusquets), Leocadio, un león de armas tomar (Shel Silverstein), El libro de los guarripios (Arnold Lobel), Arturo y Clementina (Adella Turin y Nella Bosnia), Rosa Caramelo (Adela Turin y Nella Bosnia), Alex y el ratón de cuerda (Leo Leonni), La ventana de Kenny (Maurice Sendak). En un intento, creo yo, de recuperar la memoria sobre este género, de ver grandes obras que exploran la mente humana, tocan la política en cuanto a nuestra manera de organizarnos, los mecanismos de la amistad. No tiene demasiado sentido producir y producir mientras lo bueno se mezcla con lo mediocre y no se sabe discernir, porque no hay tanto que contar, si de lo que se trata es de hacer arte, porque al final esto es un álbum. Todo se intenta pasar por las fauces de este capitalismo agresivo y más bien este último tendría que pasar por nuestra estructura cultural, a ver qué quedaba de él.

Hay voces que a mí me suenan auténticas, como la de Asun Balzola:

Yo creo que son esos libros -los que aguantan el paso del tiempo y que seguirán aguantándolo- que tú haces con pleno convencimiento de que estás siendo fiel a ti mismo y que dices la verdad. Como estos libros no son de encargo, los he hecho porque me ha dado la gana, prácticamente he obligado al editor a aceptarlos. Yo no he tenido la vida fácil, a mí al principio me discutían mucho lo que hacía, pero yo era burra, no me he apeado de lo que a mí me gustaba. Son libros que tienen cierto rigor porque la acuarela está bien dada, el dibujo está cuidado y el texto también. En Historia de un erizo, por ejemplo, el texto es simple pero está claro; yo quería hablar de los niños diferentes, del adulto, de cualquier persona con minúsculas o diferencias psíquicas, raciales…

Fragmento de la entrevista realizada por la revista Peonza

Y otra voz, la de Sendak, que también hablaba mucho del ser honesto a la hora de trabajar:

Un libro ilustrado no es sólo lo que piensa la mayoría: una cosa con muchas imágenes, fácil de leer a los niños pequeños. Para mí es una cosa condenadamente difícil de hacer, muy similar a una complicada forma poética. A algunos poetas les gusta realmente entrar en formas difíciles, porque éste es el mayor reto en poesía. Pienso que un libro ilustrado es una de esas bellas y desafiantes formas que tanto exigen dado que se necesita dominar continuamente la situación, para, finalmente, lograr algo que parece tan fácil de hacer: combinar —si es posible, sin costuras—texto e ilustración.

Fragmento de la entrevista realizada por la revista Parapara

 

[Arriba]

Dibujar a lo grande es el nombre de los dos cursos de verano para niños que organiza este año el Museo ABC de Madrid El Museo ABC es un espacio especializado en dibujo e ilustración situado en la calle Amaniel del centro de la capital; siempre tiene exposiciones que poder visitar además de las actividades

Si este verano te vas a quedar en Madrid, me ha parecido interesante el curso de verano que realiza el Museo ABC para los niños y las niñas. Así que te lo recomiendo. Un curso, como no podía ser de otra manera, que gira entorno al dibujo. Summer Drawing que es como se llama la escuela de verano del Museo ABC abre dos cursos de verano de una semana cada uno con el nombre de Dibujar a lo grande. El Museo ABC para quien no lo conozca se encuentra en el centro de Madrid en la zona de San Bernardo, al lado del barrio de Malasaña y muy próximo al Centro Conde Duque. Es un Museo que habitualmente tiene exposiciones como la que hay en la actualidad sobre el trabajo de Ana Juan. Esta última la podéis visitar hasta el 18 de junio.

Además, hasta el 12 de junio está Alfredo. La ventana de atrás. Desmemorias de un dibujante; y hasta mañana día 9 de junio está la exposición Y este cuento no ha acabado.

El objetivo de Dibujar a lo grande es que los niños aprendan conceptos básicos de arte, ilustración, danza y arquitectura. Son dos cursos, el primero del 26 al 30 de junio y el segundo del 3 a l 7 de julio. Están dirigidos a niños de 6 a 12 años. El curso es apetecible para todos los públicos viendo el programa. Uno de los puntos que más me ha gustado es el del día jueves -en el programa viene bien explicado- donde se reflexionará entre la diferencia entre arte y vandalismo. Se hablará del arte callejero, de las técnicas de sprays y plantillas.

Descubriremos un montón de cosas sobre el arte callejero, sus técnicas y materiales. Además reflexionaremos para diferenciar entre arte y vandalismo.

Se llevará a cabo también ese día un mural colectivo.

Prepararemos nuestras propias plantillas y nos pondremos las mascarillas para crear nuestro propio mural inspirados por el Street Art.

Por días, para hablar también de los otros, los nombres del monográfico que se hará cada día son: el lunes, ¿para qué sirve un dibujo?; el martes, dibujo y movimiento; el miércoles, David contra Goliat; el jueves, ¿arte o vandalismo?; el viernes, dibujar a lo grande.

El horario de los cursos, según viene especificado en la página web del Museo, será el siguiente:

08.30 — 09.00 h Acogida

09.00 — 10.00 h Actividad en inglés

10.00 — 11.00 h Actividad artística

11.00 — 11.30 h Desayuno (por cuenta de los participantes)

11.30 — 13.45 H Actividad o taller

14.00 —1 5.00 h Comida (servida en el Museo por un catering especializado en comidas para escolares)

15.00 — 15.30 h Recogida

El precio es de 30 euros la jornada y 125 euros la semana. Podéis descargar el pdf con el programa completo aquí. Primeramente se deben confirmar las plazas por correo o por teléfono y una vez se sepa que quedan libres se debe enviar el formulario de inscripción cumplimentado.

[Arriba]